Multas de 6.000€ por falsificar el certificado energético

Falsificar-el-certificado-energetico

La realización del certificado energético es obligatoria para todas las operaciones de compra-venta y alquiler de viviendas y locales comerciales. Su precio varía en función de los metros cuadrados y la localización del inmueble. Saltarse la llamada a un técnico autorizado y falsificar el certificado energético es el fraude más generalizado entre los propietarios. Por ello, los inspectores han comenzado a imponer multas de 6.000 euros.

Multas de 6.000 euros por falsificar el certificado energético

El Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, que obliga a todos los inmuebles que se quieran vender o alquilar a disponer de un certificado de eficiencia energética, también regula el no cumplimiento del mismo mediante multas. Ha existido una moratoria de dos años, que es el plazo que han tenido los propietarios para llevarlo a cabo. En cambio, falsificar el certificado energético se ha convertido en un delito generalizado. Industria se ha dado cuenta de este hecho y ha comenzado a imponer las primeras multas a los «caseros», que ascienden a un monto de 6.000 euros.

Intensificación de las inspecciones

El objetivo de la moratoria era facilitar la adaptación de los inmuebles a la nueva normativa. A partir de ahora, dos años después de la entrada en vigor del Real Decreto, se entiende que el plazo ha sido más que suficiente para llevar a cabo el trámite. Por lo tanto, se va a intensificar la vigilancia e inspección de los certificados expedidos. Para ello, se priorizarán los certificados energéticos con una calificación muy alta (A o B), debido a que la mayoría del parque de viviendas se encuentra en una E.

La inspección consiste en un doble paso. Por un lado se comprueba que el técnico que expide el certificado energético dispone de una titulación habilitante (arquitecto o arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico). Posteriormente, se realiza una visita al inmueble y se verifica que los datos recogidos se corresponden con la realidad.

«La vivienda todavía no ha sido vendida ni alquilada»

La normativa vigente también especifica que el certificado de eficiencia energética debe aparecer en el anuncio de la vivienda o local comercial, tanto en la inmobiliaria como en internet. Esperar a que se haya garantizado la venta o el alquiler del inmueble para realizar el certificado energético es otra irregularidad que también será perseguida. En este caso, la multa por no disponer de este documento antes de la formalización asciende hasta los 1.000 euros.

Pagar una de estas multas supone el desembolso de entre 10 y 50 veces lo que vale un certificado energético medio. No se arriesgue.

Foto: Xesc Arbona

Comentarios